sábado, 3 de diciembre de 2016

Las gafas de rayos X

Pacorro, un andaluz que anda de viaje en Japón, se compra un par de nuevas gafas con lo último en tecnología que permiten ver a la gente sin ropa.

Pacorro se pone las gafas y ve pasar a una persona y a otra y a otra. Todas sin ropa, Paco está fascinado.

Se pone las gafas, las ve sin ropa.

Se las quita, y están vestidas.

Se las pone de nuevo, y sin ropa.

Se las quita, y de nuevo vestidas.

¡¡¡Por Santiago de Compostela!!!, exclamó, esto es una verdadera maravilla!

Pacorro, emocionado, adelanta el viaje de vuelta a casa para enseñarle y sorprender a su mujer con la novedad.

En el avión, se siente enloquecido viendo a las azafatas en pelotas.

Se pone las gafas, las azafatas sin ropa.

Se las quita, y están vestidas.

Se las pone de nuevo, y las pasajeras sin ropa.

Se las quita, y están vestidas.

Cuando Pacorro llega emocionado a casa, se coloca las supergafas antes de abrir la puerta para poder ver a Luisa, su mujer, sin ropa.

Al abrir la puerta, allí está ella, su querida, hermosa y sensual esposa, con Pedro, su mejor amigo. En el sofá y ¡sin ropa!

Pacorro se quita las gafas, y la ve sin ropa.

De nuevo se pone las gafas, y otra vez sin ropa.

Se las vuelve a quitar y... de nuevo sin ropa.

Se las vuelve a poner... sin ropa.

Y Pacorro, en el colmo de la desesperación no puede evitar exhalar un grito desgarrador:

¡¡¡Maldición!!! ¡¡¡Estas inches gafas ya no funcionan!!! ¡¡¡Chinas tenían que ser!!!

domingo, 13 de noviembre de 2016

Prueba de aptitudes superada


En una institución política, es preciso cubrir una plaza de asesor de un diputado del Partido Robolucionario Intencional. El encargado de reclutar al candidato, decide practicarles un test fácil a los tres aspirantes de acuerdo con el perfil del puesto, y consiste en que le cuenten del 1 al 10.

Llega el primer candidato y comienza a enumerar:

- Uno, tres, cinco, siete, nueve...

- Un momento joven ¿por qué sólo menciona los impares?

- Bueno, es que en mi puesto anterior fui cartero comercial y, como sabe, las casas van numeradas en pares o impares de acuerdo al lado de la calle...

- Muchas gracias, que entre el próximo candidato.

El siguiente entra, inhala aire profundamente, se acaricia los dedos y comienza su retahíla:

- Diez, nueve, ocho, siete, seis, cinco...

- Alto, alto, ¿usted siempre cuenta en forma inversa?

- Es que, verá usted, yo fui durante mucho tiempo quien daba la orden de salida en las carreras contrarreloj y se me ha quedado la costumbre.

- Que pase el último candidato, por favor.

- Un momento, antes de empezar, ¿podría decirme que trabajo tenía usted antes?

- Sí señor, mi trabajo anterior era de funcionario, le contesta el candidato.

- Muy bien, empiece.

- Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, sota caballo y rey.


- ¡¡¡Contratado!!!

viernes, 4 de noviembre de 2016

El último suspiro

Don Jodencio, viejo avaro de 99 años de edad, lleva ya diez días postrado en la cama y su salud empeora cada día. Su médico de cabecera, su abogado y notario, su joven y última esposa, y sus "amantísimos" hijos están esperando con “tristeza” el suspiro final, cuando súbitamente, don Jodencio se sienta, mira a su alrededor, de izquierda a derecha y dice amargamente:

- Buitres, asesinos, ladrones, mal agradecidos, gorrones, muertos de hambre, traidora, y se vuelve acostar quedando, inmediatamente, dormido profundamente.

El doctor un poco confundido al tiempo que emocionado, dice a los familiares:

- Yo creo que está mejorando.
Apunta el matasanos

- ¿Por qué lo dice, doctor? –
Pregunta inocentemente Cuernocopia, la esposa.


- Porque nos ha reconocido a todos.


sábado, 29 de octubre de 2016

El gato que vuelve a casa

Pedro odia al gato de su mujer porque, cada vez que se acerca a ella, éste no hace más que arañarle a traición sin que la esposa se dé cuenta y, harto de la conducta del gato, decide que ya es tiempo de deshacerse de él.

Lo mete en una bolsa negra de manera que el gato no pudiera ver y lo lleva en el coche a 20 kilómetros de su casa, donde lo deja abandonado.
Cuando vuelve a casa, el gato está sentado tranquilamente en el portal de la casa.

Nervioso, Pedro repite la operación, pero ahora lo abandona a 40 kilómetros de su casa, en un basurero a orillas de la ciudad. Cuando Pedro vuelve a su hogar, de nuevo el gato está esperándolo, sonriente, en la puerta.

El hombre enfadado decide tomar otra estrategia que, de seguro, desorientará al gato; agarra al gato, lo pone en el coche y recorre 93 kilómetros al este, 30 al norte, 27 al oeste y 25 hacia el sur... Suelta el gato y emprende el regreso a casa a toda velocidad.

Al cabo de un rato, Pedro llama a su mujer por el móvil y le dice:
- Cariño, ¿el gato está por ahí?
- Acaba de llegar, ¿por qué, querido?
- ¡¡¡Pon a ese desgraciado al teléfono, que me he perdido!!!




miércoles, 26 de octubre de 2016

domingo, 13 de julio de 2014

Frases sobre el vino

...y que cada quien tome la frase que más le acomode.

Al pan, pan, y al vino, vino.
Amigo de taza de vino, mal amigo y peor vino.
Amigo viejo, tocino y vino añejo.
A mucho vino, poco tino.

Agosto madura y Septiembre vendimia la uva.
Antes de comprar las uvas, compra las cubas.
Boda sin borracho, téngolo a milagro.
Casa hecha y viña puesta, ninguno sabe cuánto ella cuesta.
Caracoles sin vino no valen un comino.
Casa, la del padre quiero; viña, la que plantó el abuelo.
Comer sin vino, comer mezquino.
Con pan y vino se anda el camino.
De buena madre, buen hijo; de buena pipa, buen vino.
De los vinos, el viejo; de los amores, el nuevo.
Día de agua, o a la taberna o a la fragua.
Después de beber, cada uno da su parecer.
El agua, la vida acorta; el vino la alarga y conforta.
El bebedor fino, a sorbitos bebe el vino.
El borracho valiente se pasa del vino al aguardiente.
El buen vino alegra el ojo, limpia el diente y sana el vientre.
El pan, con hartura y el vino, con mesura.
El que a este mundo vino y no toma vino, ¿a qué carajos vino?
El vino, poco, trae ingenio; mucho, se lleva el seso.
El vino que es bueno no ha menester pregonero.
En este mundo mezquino, cuando hay para pan no hay para vino.
La mujer y la viña dan al hombre alegría.
Libros, vino y amigos..., antiguos.
Mala es la llaga que con vino no sana.
Ni bebas sin ver, ni firmes sin leer.
Ni mesa sin vino, ni sermón sin agustino.
Noble sin dinero y bota sin vino, no valen un comino.
No echéis agua en el vino, que andan gusarapas en el río.
Pan de ayer, vino de antaño y carne manida, dan al hombre la vida.
Pan, que sobre, carne, que baste, y vino, que no falte.
Para el viejo, leche y vino añejo.
Para que el vino sepa a vino, se ha de beber con un amigo.
Por la mujer y el vino yerra el hombre su camino.
Quien a la taberna va y viene, dos casas mantiene.
Quien bebe mucho de mi bota no se verá en otra.
Quien buen vino tiene, gusta dos placeres: lo bebe y lo huele.
Quien tinto lo bebe y blanco lo mea, algo le «quea».
Si bebes para olvidar, paga antes de empezar.
Si bebes vino con maleducado, por cada vaso tuyo él beberá cuatro.
Si la mar fuera vino, todo el mundo sería marino.
Tabernero diligente, de quince arrobas hace veinte.
Verterse el vino es buen sino.
Viejo que buen vino bebe, tarde muere.
Vino añejo, amigo viejo.
Vino mezclado, vino endiablado.
Vino puro, dirá quién es cada uno.
Vino que no lo sepas mear, no lo debes probar.
Vinos y amores, los viejos son los mejores.
Viña en cuesta, mucho cuesta.
Viña preciada, dámela en solana.

Yantar sin vino, convite anodino

viernes, 11 de julio de 2014

¡¡¡Las 22 Etapas de una buena peda!!!

ETAPA 1: Copeo leve con botana.
ETAPA 2: Copeo fuerte sin botana.
ETAPA 3: Exaltación de la amistad y el parentesco.
3.1 Mutuas gracias y virtudes
3.2 Te quiero como a un hermano (a)
3.3 Antes me caías mal, pero ahora...

ETAPA 4: Cantos alegóricos y bailes regionales
4.1 Fuera inhibiciones
ETAPA 5: Las netas y los me cae's
ETAPA 6: Aumento de la temperatura y acoso sexual
6.1 Auto presentación con desconocidos
6.2 Llamadas reveladoras a los (a) ex: 'No puedo dejar de pensar en ti'
6.3 Miradas de odio a quién bateo al amigo(a)
ETAPA 7: Revelación de la verdadera personalidad
7.1 El simpatías o mil chistes
7.2 El superdotado
7.3 El políglota
7.4 El corriente
7.5 El trotamundos o viajero
7.6 El depresivo
7.7 El mil ligues
ETAPA 8: Degradación del idioma
ETAPA 9: Vituperios al Clero y al Estado
ETAPA 10: Autosuficiencia moral y económica
10.1 Me vale madre
10.2 Yo pago
10.3 Yo manejo
ETAPA 11: Transmisión de la culpabilidad
11.1 Algo le echaron a las chelas
11.2 Es el hielo, algo le pusieron
ETAPA 12: Repentina pérdida del equilibrio
12.1 Caída libre o resbalones
12.2 Hay wey las peredes se mueven...
12.3 Nunca pense ke las eskaleras estuvieran tan largas
ETAPA 13: Caída del sistema
13.1 Ya valió, ando bien pedo
13.2 ¿Se me nota?
13.3 Pérdida total de la memoria caché... sentado en el bar con cara de pedote.
ETAPA 14: Destrucción del inmueble
14.1 Comenzar a arrojar objetos cercanos
14.2 Sentirse superheroe y tratar de romper paredes
ETAPA 15: Difícil desalojo del inmueble
15.1 Yo no me quiero ir del (antro, bar, trajineras,)... y estoy bien! ¡me cae!
ETAPA 16: Devolución de la botana
16.1 Abrazo al ídolo de porcelana....o donde te sostengas (cubetas, botes, etc)
ETAPA 17: Haciendo tierra o tirando el ancla
ETAPA 18: Taquicardia y delirio de persecución
ETAPA 19: Amnesia, cruda moral y juramentos posteriores
19.1 Estado 'CREDO' (entre crudo y pedo)
19.2 ¿Qué soy novio(a) de quién?
19.3 ¿Qué besé a quién?
19.4 ¿Qué me acosté con quién?
19.5 Neta güey... no me acuerdo de nada...
ETAPA 20: Recuento de los daños
20.1 ¿Y mi celular?
20.2 ¿Quién me quemó con un cigarro?
20.3 ¿Y ese moretón güey?
20.4 ¿las llaves?
20.5 ¿Y mi vieja?
20.6 ¿Y mi quincena?
ETAPA 21: No vuelvo a chupar (clásico)
ETAPA 22: ¿Por qué les hice caso?, no hubiera ido...


¡La verdad creo que a mí me llegó por error!